¿Qué es Amazon AWS?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Amazon AWS es la plataforma de Cloud pública y privada de Amazon que podemos contratar para configurar nuestros propios servicios o infraestructura  de VPC con contingencia y alta disponibilidad. Esto significa que AWS nos proporciona:

  • Diferentes tallas de servidores virtuales que pueden estar ubicados en diferentes zonas geográficas para asegurar el servicio en caso de problemas en algún centro de datos.
  • Gran variedad de sistemas operativos a elegir.
  • Diferentes tipos de disco, en función de su uso.
  • Redes aisladas.
  • Grupos de seguridad donde podemos configurar y habilitar al instante nuestras propias reglas de firewalls.
  • Roles y privilegios de administración.
  • Servicios de bases de datos SQL y NO SQL.
  • Compra de dominios y servicios de DNS.

Estos son algunos de los servicios más relevantes, pero Amazon se renueva continuamente, incorporando nuevos con cierta regularidad. Actualmente, tiene un portafolio de más de 700 servicios.

Históricamente, cuando un cliente deseaba poner en marcha un nuevo sistema informático, debía pasar por diferentes fases que ralentizaban mucho su puesta en producción:

  • Alquiler o compra de un CPD propio.
  • Compra e instalación del hardware en el CPD.
  • Conexión del cableado a los diferentes elementos de comunicaciones y cabinas de discos.

A partir de aquí, los administradores de los sistemas ya podían comenzar a instalar el sistema operativo y las aplicaciones correspondientes.

La compra del hardware por sí sola era lo que más tardaba. Había que firmar un contrato y el proveedor tenía que enviárnoslo. Podía pasar un mes perfectamente en el mejor de los casos.

Con Amazon AWS nos saltamos todos esos pasos, además de las luchas con los proveedores por las averías hardware.

Es decir, desde la consola de administración EC2, elegimos la talla del servidor, el sistema operativo de base con el que arrancará, el VPC donde lo ubicaremos, el rango de red y la zona de disponibilidad.

Como todos los servidores que sirve Amazon AWS son virtuales, todo este proceso de aprovisionamiento puede tardar alrededor de un cuarto de hora, aproximadamente. No nos debemos preocupar por el cableado o la compra de nuevo hardware. La infraestructura de Amazon ya provee estos servicios sin que nosotros tengamos que hacer nada.

Dicho esto, es conveniente averiguar si nuestro servicio está preparado para ser incorporado a la infraestructura de AWS. Las grandes empresas suelen comprar su propio hardware dedicado debido al alto volúmen de transacciones, tráfico y capacidad de cálculo que requieren sus aplicaciones.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

SUSCRÍBETE A PUERTO53

Recibe un email periódico con los artículos más interesantes de Puerto53.com

Antes de suscribirte lee los términos y condiciones. Gracias.

Contenido Relacionado

Artículos Recientes

Deja un comentario

About Author